“En la masonería no se pregunta a quién rezas o besas”

Óscar de Alfonso, Gran Maestro de La Gran Logia de España, Valenciano, abogado y Caballero templario, fue nombrado en 2010 Gran Maestro de la Gran Logia de España la más importante en territorio español. Es también miembro de nueve cuerpos masónicos, así como presidente de la Confederación Masónica Iberoamericana. “La masonería”, explica, “no se inmiscuye en los ideales ni en las ideas políticas de sus miembros. Acepta y respeta a cada hermano independientemente de su ideología, de su religión, de su orientación sexual”. Y aunque en la masonería regular se cree en un ser supremo “como concepto” –puntualiza–, les separa un abismo de la religión: “no hacemos proselitismo, no tenemos un cuerpo dogmático, no prometemos la salvación, aceptamos y respetamos la fe de cada uno”, aclara. En definitiva, “antes de ingresar en la masonería a nadie se le pregunta a quién rezas ni con quién te acuestas“.

El Gran Maestro de los masones españoles se encuentra en la isla de Gran Canaria para asistir este 11 de febrero, a la Gran Asamblea Provincial de la Isla, así como para visitar aquellas instituciones que han tendido puentes a la masonería. Es necesario recordar que el pasado mes de junio, todos los grupos que conforman el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ratificaron un acuerdo de restablecimiento de la honorabilidad de la masonería.

Los objetivos de la masonería están jurídicamente fundamentados por la Constitución Española por la Ley de Memoria Histórica, la Ley de Restitución o Compensación de los partidos políticos de bienes y derechos incautados, y la Ley de 52/2007 por la que establecen medidas para quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil.

A pesar de estar amparados jurídicamente, estas resoluciones no han reconstituido bienes y derechos incautados a las logias masónicas, lo que determina un estado de “indefensión, menoscabo y olvido”, señala. Sin embargo, Óscar de Alfonso aclara que “no queremos recuperar ningún bien patrimonial. No buscamos reparación patrimonial, sino moral”.

Respecto al hecho de que Canarias se haya convertido en la comunidad donde más ha crecido la masonería en los últimos cinco años, opina que se debe a la confluencia de culturas en un mismo territorio”. De hecho, recuerda que “la tolerancia de la capital grancanaria ha sido clave para que se instaurara en 1870 la primera logia fundada en Canarias, conocida como Afortunada“.

Fue durante la Revolución Francesa que aquellos hombres asumen los principios masónicos de ‘igualdad, fraternidad y libertad’. Así, uno de los preceptos de la masonería es la caridad. “La GLE tiene un fondo para la gente profana –no masona–, y cada logia colabora con comedores sociales, escuelas, orfanatos y ONG. Es un compromiso con la sociedad”, subraya.

En la actualidad, “la Gran Logia de España GLE es la única escuela iniciática de formación humana que hay en España”, puntualiza. Una organización que “intenta mejorar a los individuos para hacerlos mejores personas, para que influyan positivamente en la sociedad”, describe.

“La masonería no ha sido perfecta”, admite. Respecto a la convivencia de creencias en la masonería regular a la que pertenece la GLE, “el Gran Arquitecto del Universo engloba a todas las religiones monoteístas”, explica. En este sentido, “se utiliza la ‘ley sagrada’, ya sea la Biblia, la Torá, o el Corán”. Por tanto, cuando parte de la Iglesia ataca a la organización, el Gran Maestro declara: “No juzgo a la Iglesia por lo que hizo en el pasado, sino por lo que hace en el presente”.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.